Paquetes a Cayo Santa Maria 2017

CAYO SANTA MARIA

 

Cayo Santa María, pequeño islote de 13kilómetros de largo y 2 de ancho está ubicado en el noreste de la central provincia de Villa Clara, en el archipiélago Jardines del Rey, a 10 kilómetros del aeropuerto local de Las Brujas, a 50 de la ciudad de Caibarién, y a 116 del Aeropuerto Internacional “Abel Santamaría” de la ciudad de Santa Clara.

Cayo Santa María posee 11 kilómetros de playas de magnífica calidad. Hasta él se llega a través de un pedraplén de 48 kilómetros de longitud que lo enlaza con Caibarién.

Este islote, perteneciente al archipiélago Jardines del Rey, está a 60 kilómetros de Villa Clara, ciudad de elevado valor histórico-cultural en la que está enclavado el memorial que rinde tributo al Guerrillero Ernesto Che Guevara y sus compañeros y a 355 kilómetros deLa Habana.

Cayo Santa María y Cayo Ensenachos, junto con Cayo Las Brujas, están situados frente a la costa norte de la provincia de Villa Clara en la parte central del país, a unos 30 Km de tierra firme y separada de esta por la llamada Bahía de Buenavista. Forman parte de un grupo de cayos (pequeñas islas) conocidos como Cayos dela Herradura con mas de 500 islotes dispersos en un área de aguas cristalinas y someras con una superficie de mas de 1300 Km2 y delimitada al norte por la segunda barrera coralina mas grande del planeta.

Clima

Las temperaturas en el islote oscilan entre los 25 y 27 grados Celsius. Las brisas son suaves al disponer una barrera coralina que permite atenuar en las playas la fuerza de los vientos y evitar además las incómodas marejadas. Los días son soleados y lo agradable del clima tropical permite que la temporada de playa sea durante todo el año.

Transporte

A este paraíso – hasta hace muy poco tiempo casi secreto – se llega a través de una carretera construida sobre una base de rocas depositada sobre el fondo marino. Con una longitud de 48 Km desde las cercanías del pueblo de Caibarién hasta Cayo Santa María y 46 puentes diseñados para mantener el flujo normal de las aguas y fauna marina y no provocar daños a los ecosistemas marinos y terrestre, esta carretera es una obra de ingeniería significativa y el paso a través de ella se convierte en una agradable experiencia para el visitante.

Una vez en los cayos el visitante puede escoger entre Las Brujas, Ensenachos o Santa María, cada uno de ellos representará una experiencia diferente en función de sus propias características.

En el caso del Cayo Santa Maria, es el último de los cayos alineados en la carretera que cruza sobre las aguas de Bahía Buenavista, conocido también como “la Rosa Blancade los Jardines del Rey” es el mayor de estos cayos – alrededor de 18 Km2 de superficie – y en sus costas se alinean 10 Km de playas de la mejor calidad entre las que destacan Perla Blanca, Las Caletas, Cañón y Cuatro Punta.

Turismo

Cayo Santa María con 13 km² de superficie, 11 kilómetros de playas y alojamiento propio, permite disfrutar de otros atractivos naturales del entorno

Posee 24 sitios de buceo en los que es notable la gran variedad de especies coralinas y peces de sus fondos vírgenes, con infinitas potencialidades para actividades náuticas.

Existen otras atracciones de obligada visita en la región noreste de Villa Clara: los cayos Ensenachos y Las Brujas.

A unos 60 kilómetros de Cayo Santa María está el poblado de San Juan de los Remedios, declarado Monumento Nacional; y hacia el centro de la isla Santa Clara, capital provincial, pletórica de historia, cultura y hospitalidad. La localización de una parte de la Sierra del Escambray en el territorio, hace también a Villa Clara uno de los destinos del país con mejores condiciones para atraer al turismo de naturaleza. Además, Villa Clara ofrece una amplia gama de Museos, centros culturales, iglesias, galerías de arte y teatros.

Y la existencia de los famosos baños termales y mineromedicinales de Elguea deja la puerta abierta para los interesados en mejorar su calidad de vida.

Un sistema de canales se convierte en un verdadero laberinto acuático entre los cayos, a la vez que ofrece un enorme potencial para los programas de turismo de contemplación y la actividad náutica.